Mapping Your Future logo Comunícate con nosotros

Empieza a seguir un presupuesto

English

Establecer un presupuesto y seguirlo no es fácil, pero es la mejor manera de estar en control de tus finanzas y de asegurarte de que tu dinero vaya hacia los gastos que más te importan.

Sigue los pasos a continuación para organizar tu presupuesto personalizado.

  1. Haz una lista de tus valores. Anota lo que realmente es importante para ti y luego, pon tus valores en orden.
  2. Fija tus metas.
    1. Anota tus metas.
    2. Piensa en lo que quieres lograr económicamente en los próximos tres meses, el próximo año y en los próximos tres años.
  3. Determina tus ingresos.
    1. Calcula tus ingresos disponibles (lo que te llevas a casa, o tu salario neto).
    2. No cuentes el pago por horas extras trabajadas porque no debes contar con ello como un ingreso fijo.
  4. Determina tus gastos.
    1. Revisa el registro de tu chequera, los estados de las tarjetas de crédito, los recibos de las tiendas y más.  ¿En qué gastas el dinero en realidad?
    2. Los "gastos fijos", como la renta, el pago del auto o los pagos de los préstamos estudiantiles, son fáciles de determinar.
    3. Los "gastos flexibles", como los gastos de la comida, ropa y entretenimiento varían de mes a mes.
    4. No te olvides de los gastos, como los impuestos o el seguro que se hacen cada trimestre, dos veces al año o anualmente.
    5. Busca software sobre finanzas que tenga una herramienta para preparar presupuestos para que puedas llevar cuenta de tus gastos.
  5. Haz tu presupuesto.
    1. Piensa en tu presupuesto como si fuera un "plan de gastos", una forma de saber cuánto dinero tienes, dónde debe gastarse y cuánto sobra, si es que sobra algo.
    2. El presupuesto debe satisfacer tus "necesidades" primero, y luego las cosas que "deseas" si te alcanza el dinero.
    3. El total de tus gastos debe ser igual al total de tus ingresos, o menos.
    4. Si tus ingresos no son suficientes para cubrir tus gastos, ajusta tu presupuesto (¡y tus gastos!) decidiendo cuáles gastos pueden recortarse.
  6. ¡Págate a ti mismo primero!
    1. Ahorrar es una parte muy importante de protegerte económicamente.
    2. Ahorra lo más que puedas cada mes. Aunque sea una cantidad pequeña puede ser de gran ayuda si lo haces de rutina.
    3. Una gran meta sería establecer un fondo de ahorros de emergencia lo suficientemente grande para cubrir de tres a seis meses de tu costo de vida.
    4. Después de tener un fondo de emergencia, tus ahorros pueden usarse para lograr tus metas.
  7. Ten cuidado con las tarjetas de crédito.
  8. Revisa el presupuesto periódicamente.
    1. Asegúrate de revisar tu presupuesto con regularidad.
    2. ¿Todavía satisface tus necesidades y te ayuda a lograr tus metas? Si no, haz algunos ajustes o formula un nuevo presupuesto que mejor satisfaga tus necesidades.